La agencia calificadora Moody´s lanzo una nueva advertencia al nuevo gobierno por el planteamiento de modificaciones a la ley de la Administración Pública Federal, la cual subordinaría a la Secretaría de Energía a los dos reguladores del sector energético.

 

De acuerdo a Moody´s, si se continúa con el planteamiento de suboridinar a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) se afectaría la calificación soberana de México.

 

“La autonomía de la CRE y la CNH fue un pilar importante de la reforma energética de 2013 que abrió el sector energético de México a la inversión privada. La ley propuesta sería un paso hacia atrás y afectaría la calidad crediticia soberana de México al socavar nuestra evaluación de su fortaleza institucional”

 

Esta medida debilitaría el marco institucional del gobierno mexicano, un factor importate en el análisis de la capacidad de crédito, dijo la calificadora en un comunicado.

 

“Las empresas estatales como Pemex y CFE tienen un capital limitado, por lo que, una menor autonomía regulatoria, la transparencia y la imparcialidad reducirían el apetito por la inversión privada en los sectores del petróleo y energía en México, lo que podría incrementar la alta dependencia del País en el combustible importado, tanto petróleo como gas”, añadió.

 

En opinión de la calificadora, el cambio en el marco regulatorio erosionaría la confianza de los inversionistas y generando dudas por las nuevas políticas de gobierno.