La calificadora de riesgos Standard & Poor´s (S&P) redujo hoy la calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) luego de que viernes redujera la calificación del país.   “La perspectiva negativa de la calificación en escala global de Pemex refleja la del soberano y nuestra opinión de que la estrecha relación entre la empresa y el Gobierno federal se mantendrá sin cambio durante los siguientes años”, dijo S&P en un comunicado.   La agencia, sin embargo, mantuvo la calificación de deuda en moneda local de la empresa productiva del estado.   S&P considera que el plan de la actual administración para apuntalar a la compañía es un insuficiente.   Pemex presentó la semana pasada los estados de resultados al cuarto trimestre del 2018, donde anunció una pérdida anual de 7 mil 551 millones de dólares.   “La expectativa de una probabilidad casi cierta de apoyo extraordinario de parte del Gobierno a la empresa, ante un escenario de estrés financiero … consideramos que el plan financiero para restaurar los fundamentos crediticios de la empresa son insuficientes respecto a las necesidades multianuales de inversión”, aseguró la agencia.   A finales de enero, la calificadora Fitch Ratings anunció la degradación de la calificación de Pemex, de estable a negativa.