Advierten que reforma eléctrica que representa una potencial violación al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

 

Congresistas y Senadores de Estados Unidos enviaron una carta al Embajador de ese país en México, Ken Salazar, para que plantee las preocupaciones que existen entre empresarios del sector energético estadounidenses por las recientes acciones llevadas a cabo por la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Esta es la tercera carta que los representantes norteamericanos envían externado su preocupación sobre la política energética de la cuarta transformación.

 

La carta, firmada por 18 congresistas y 2 senadores estadounidenses del estado de Texas, señala que el Gobierno Federal ha tomado varias acciones que discriminan a los productores de energía estadounidenses y favorecen a las empresas estatales mexicanas.

 

Lo cual aseguran los representantes norteamericanos es violatorio del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

 

«Es por eso que estamos enfocados en asegurar la implementación completa del T-MEC y estamos preocupados por las acciones recientes tomadas por la Administración mexicana para favorecer a las empresas estatales (EPE) y empujar la inversión estadounidense. Estas acciones violan el espíritu y la letra del USMCA y deben abordarse».

 

Los congresistas y senadores acusan que las modificaciones a la Ley de Hidrocarburos y la reforma constitucional al mercado eléctrico afectan las inversiones norteamericanas.

 

“Esto incluye las modificaciones recientes a la Ley de Hidrocarburos, que otorga a los funcionarios mexicanos la facultad de suspender y revocar permisos clave para operaciones privadas, y más recientemente, las reformas constitucionales propuestas por el gobierno, mismas que aumentarían el control estatal de la industria eléctrica y limitarían severamente la inversión privada”, señaló la misiva.

 

«Más recientemente, las reformas constitucionales propuestas por el gobierno aumentarían el control estatal de la industria eléctrica y limitarían severamente la inversión privada. Estos pasos, entre otros, dañan nuestra asociación comercial crítica con México y potencialmente violan los principios clave del T-MEC».

 

Los representantes americanos pusieron como ejemplo el proceso de unificación del campo Zama, cuya operación fue otorgada a Pemex y no al consorcio liderado por Talos Energy.

 

«Las medidas del gobierno mexicano sobre energías renovables y las noticias recientes relacionadas con el campo Zama sirven como buenos ejemplos de los grandes problemas que nos preocupan».

 

Por ello, instaron al embajador Salazar a que se relacione directamente con los altos funcionarios del gobierno mexicano para garantizar que las empresas de energía estadounidenses puedan exportar bienes de manera justa y puedan continuar impulsando la inversión privada y el crecimiento del empleo en toda la región.

 

«También hemos planteado estas preocupaciones directamente a la Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR), Katherine Tai. La implementación adecuada del T-MEC es una prioridad máxima y los EE. UU. Deben participar en todos los niveles de gobierno para garantizar que el pueblo estadounidense pueda cosechar todos los beneficios de este importante acuerdo comercial. Agradecemos su compromiso con estos temas y esperamos trabajando con usted para ofrecer soluciones para las empresas de Texas».

 

Acompáñenos al Encuentro Internacional de Energía México 2021, donde Kenneth Smith, negociador por México del TMEC analizará la política energética de AMLO bajo el tratado comercial. Regístrate con precio preferencial aquí: //encuentroenergia.mx/