El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Carlos Alberto Treviño Medina, sostuvo que el número de tomas clandestinas de combustible se incrementó en un 262 por ciento durante este sexenio, debido al crimen organizado.

 

“Hemos encontrado que, pese a que el número de tomas ha subido en un 262 por ciento en el sexenio, no ha sido así el crecimiento del robo de combustibles, en volumen”, señaló durante su comparecencia ante el Pleno, en el marco del análisis del sexto y último Informe de Gobierno del Ejecutivo federal.

 

Treviño Medina precisó que el número de tomas ronda, durante el sexenio, por 40 mil tomas y el 2018 ha sido el año en el que más tomas se han hallado, por lo que se han interpuesto nueve mil 394 denuncias.

 

“Este número se ha incrementado de manera significativa en los últimos años debido a que el delito de robo de combustibles ha aumentado y a que Petróleos Mexicanos ha desarrollado toda una estrategia para tratar de localizar y cerrar más rápido las tomas”, apuntó.

 

Expuso que las entidades más afectadas por este delito son Puebla, Hidalgo, Guanajuato, Veracruz y Jalisco.

 

El funcionario federal resaltó que, junto con las autoridades de seguridad, se han detenido a cerca de mil 600 personas, de las cuales mil 24 se han judicializado y únicamente 189 se encuentran en prisión preventiva.

 

Treviño Medina apuntó que la empresa productiva del Estado ha despedido a más de 40 trabajadores, derivado de las investigaciones que se han realizado al interior de Pemex, respecto al robo de hidrocarburos.

 

“Pemex es una víctima del crimen organizado, y ojalá muchos estados de la República fueran más conscientes y atendieran ese problema como lo atiende la Federación”, aseveró.

 

 

Expertos analizarán cuales son los retos en la distribución y almacenamiento de combustibles en los próximos años en el Encuentro Internacional de Energía México 2018. Conoce a los panelistas participantes en: //encuentroenergia.mx/speakers/