La empresa mexicana Enermex, tiene el plan de colocar en nuestro país mil 500 estaciones de venta de combustibles portátiles en los próximo cinco años.

 

Enermex desarrollo una estación de despacho de combustible de 14 metros de largo por cinco metros de alto, la cual contiene un tanque de almacenamiento de entre 35 y 45 mil litros de gasolina.

 

“Son gasolineras móviles que vienen ya preparadas, vienen en un tráiler, se bajan y se instalan”, explicó Julio Jáuregui, presidente de la compañía.

 

El costo de las nuevas estaciones es de entre 6 y 9 millones de pesos, mientras que una estación tradicional cuesta más de 20 millones de pesos.

 

La empresa instalará dos puntos de venta dentro de una cadena de supermercados, uno en la Ciudad de México y otra en el Bajío, sin que Jáuregui develará el nombre de la tienda.

 

Para el desarrollo de las estaciones, la empresa invertirá entre 150 y 200 millones de dólares en la construcción de una planta en México, sin que se defina aún la ubicación de la misma.